sábado, 1 de marzo de 2008

Rosenberg

Dos buenos goles, sobre todo el primero, de tacón.