lunes, 16 de noviembre de 2009

Ganar un Mundial

Después del partido del Sábado España sigue siendo favorita para el Mundial 2010 y Argentina sigue donde estaba cuando se clasificó, en tierra de nadie. 'La roja' sigue a lo suyo, fiel a su reciente estilo, y viendo que Argentina se tomó el partido como si fuera de competición, sirvió un poco para medir a la selección ante un rival 'mundialista' -selección bi-campeona, siempre entre los favoritos y con jugadores experimentados y de primer nivel-; un partido que, en cierto modo, compensó el no enfrentarse a Brasil en la final de la Copa Confederaciones.
Superado el envite es imposible no hacer cábalas de si se puede o no se puede ganar el Mundial. Está claro que por juego se puede (y casi se debe) ganar el torneo. Nadie juega así a nivel de selecciones. El problema viene cuando se piensa qué supone ganar un Mundial y quién los ha ganado en los últimos años.

Un Mundial son siete partidos. En el peor de los casos se puede ganar con una única victoria y empatando el resto, un gol a favor y ninguno en contra. También se puede deslumbrar con el juego y acabar perdiendo. Se puede hacer una primera fase primorosa y caer por accidente en octavos, dejando regusto a fracaso. Un Mundial es una racha, buena o mala, pero no da para más. Dicho esto un repaso rápido de las últimas finales.

1990: Alemania-Argentina, 1-0, partido soporífero, con poco fútbol y penalty polémico. Alemania fue de más a mucho menos y llegó más que justa a la final, penalties ante Inglaterra en las semis. Argentina empezó más que mal, derrota ante Camerún, y siguió mal todo el campeonato, pero por el camino derrotó a Brasil y a la anfitriona Italia, superó cuartos y semis por penalties.

1994: Brasil-Italia, 0-0, si la final del 90 fue mala, la del 94 tuvo el honor de ser la primera que se decidía por penalties. Brasil hizo el torneo a velocidad de crucero, sin deslumbrar, y dejando que Romario y Bebeto fueran sentenciando partidos. Italia pasó a octavos en un grupo en el que todos los equipos acabaron con 4 puntos, apuró una prórroga ante Nigeria y ganó a España en el último minuto.

1998: Francia-Brasil, 3-0, la final del ataque de Ronaldo. Francia jugó a poco, Zidane se expulsó ante Arabia Saudí, ganaron con gol de oro a Paraguay en octavos, penalties ante Italia en cuartos y Thuram tuvo que marcar dos goles ante Croacia en semis para llegar a la final. Brasil otra vez a hizo un Mundial a ritmo y con Ronaldo de estrella rutilante, en semis eliminó a Holanda en los penalties.

2002: Brasil-Alemania, 2-0, seguramente la final más entretenida, en la que Alemania jugó bastante mejor que Brasil (o eso me recuerda mi memoria, con un Schneider que por momentos parecía Haessler redivivo). Alemania llegó a la final ganando octavos, cuartos y semis por 1-0, Brasil tuvo que remontar a Inglaterra en cuartos y ganó por la mínima en semis a Turquía. De nuevo Brasil agarrada a su goleador, Ronaldo, y a Rivaldo, bastante olvidado por todos.

2006: Italia-Francia, 1-1, otra final por penalties, otra vez Italia de menos a más, prórroga sublime ante Alemania en semis, pero amarrando como casi siempre, penalty en el último minuto ante Australia en octavos y mucha polémica en pleno Moggigate. Francia igual, sufriendo para clasificarse, ganando por la mínima a España y Brasil, y marcando en semis y final de penalty.

Visto el panorama es preferible llegar jugando bien, con la ideas claras y con muchas victorias a la espalda, además de ser el reciente campeón de la Eurocopa, pero eso no garantiza absolutamente nada, es más, casi parece contraproducente. Lo digo porque después de ganar a Argentina algunos parecen estar levantando la Copa, como si USA no hubiera eliminado a España de la Copa Confederaciones hace cuatro meses.

21 comentarios:

Ale dijo...

Yo siempre he creido que en las fases finales (entiendase, mundiales o eurocopas) el estado físico y la defensa acaban marcando la diferencia, y fue precisamente eso lo que nos echó la la copa confederaciones: un par de jugadores clave en baja forma ó lesionados, y un equipo bien armado atrás que nos pilló en un par de contras. Si en los mundiales que has mencionado se repiten la presencia en las finales de equipos que empiezan mal y pasan las eliminatorias a trompicones se debe a que llegan muy justos de formas y para sobrevivir tienen que replegarse. La España campeona del 2008 fué una excepción a lo que he dicho, quizá tuvo que ver la alta posesión de pelota que hace que los jugadores se cansen menos, o que el clima lluvioso hacia que los campos estuvieran más rapidos y por tanto se fomentó un futbol más rápido.

Anónimo dijo...

Si aparece algun equipo que se dedique a repatir leña como pasó el sábado, y los árbitros les dejan hacerlo, pues es probable que acabemos el mundial en cuartos con Cesc, Iniesta, Silva y/o Xavi lesionados.

Anónimo dijo...

En un mundial el Brasil de Dunga se come crudo a esta españa.

Anónimo dijo...

Y España donde estaba en esos repasos tuyos de mundiales??? en casita ya, porque se los habian follado ya en octavos a las putas españolas como siempre en los mundiales, sudafrica obvio no sera la excepcion, jaja como voy a disfrutar.

s22 dijo...

Yo todavia no veo ganador a España, por juego se supone que si, pero Brasil está demasiado sólida, Alemania como toda la vida, no juega a nada pero gana, Argentina por mal que esté puede hacerse con un mundial, Italia es Italia, yo solo digo que ojalá gane España, no me mojo.

Pedro dijo...

Bueno, Francia ganaría por la mínima en el 2006 a España y Brasil, pero esos partidos de Zidane -sobre todo el de Brasil-, forman parte de la historia ya, pese a que terminara con aquello que no quiero ni recordar.

Tanto en el 94 ante Italia como en 2002 frente a Corea España mereció mucho más -yo en Corea casi la vi en la final- pero la suerte y los árbitros, y alguna que otra descoordinación imperdonable en la defensa, lo hicieron más crudo y decepcionante.

Para mí este Mundial va a estar entre Alemania y Brasil, las veo muy confiadas de momento, y Alemania casi sin hacer ruido está ahí, y tiene una solidez que abruma.

Pero bueno, puede haber otros rivales duros: a ver si se clasifica la Rusia de Arshavin, que considero un gran equipo y saben a lo que van, o la Inglaterra de Cappello, que está claro que siempre impone, y luego alguna sorpresilla como Camerún o Costa de Marfil.

Por último, decir que al menos espero que España ponga el fútbol, caiga cuando caiga, lo importante es ser fiel a una filosofía de juego, y ya si saben adaptarlo a una competición como esta, poco más tiene que hacer para llevarse el campeonato.

Ah, y como todos dicen, lástima de Argentina, podría sacar mucho más de esa plantilla.

Anónimo dijo...

Nada dejaos de pajas mentales, puede que mñn ganemos 5-0 a Brasil y pasado 6-0 a Italia y en el mundial pifiemos en octavos contra Mexico.

El mundial son 7 partidos e influye el estado de gracia de los jugadores sobre todo los delanteros.

Anónimo dijo...

No hace falta ganar ningún partido para ganar el mundial, la primera fase se podría superar empatando dos y perdiendo el otro; improbable pero posible.

Diego Fernandez dijo...

España por juego es la mejor pero un mal día o una decisión arbitral te manda a casa.

Si el mundial se jugase en formato de liga, España ganaría casi seguro pero con este formato a partir de octavos te puede ganar cualquier equipo, Corea,Nigeria,Estados Unidos...

solo una pequeña corrección, Francia gano 3-1 a España no fue por la mínima.


saludos desde mi visión del balón.

madr utd dijo...

kreo k el favorito es Brasil,su juego es el bueno para ganar un mundial! A España le tiene k salir todo bien sin ningun fallo,para ganar jugando bien el minimo error te dega fuera. La sorpresa kreo k sera Inglatera, y si gana me rindo a Capello!

Helion dijo...

Interesante entrada. Normalmente los Mundiales y Eurocopas son rachas y dependen puramente de la efectividad, porque, jugándo a partido único, por muy bien que juegues, si no marcas estás fuera.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Anónimo dijo...

españa es la mejor ahora sin ninguna duda, pero vamos yo creo q lo gana argentina, es una intuicion

Pablo dijo...

Solo hay que recordar la Eurocopa, siendo el mejor equipo con muchisima diferencia, la suerte (Casillas a parte) de los penaltys ante Italia está ahí. Hay muchos factores que influyen en ganar un mundial: estado de forma de las estrellas, lesiones, suerte en momentos clave, ponerse por delante en los partidos de cruce y sobre todo la solidez defensiva y la efectividad en ataque.
Un saludo!!

Anónimo dijo...

en las apuestas la favorita es brasil

Neurax dijo...

Puede pasar cualquier cosa, hacer cuatro partidos exquisitos y de repaente una mínima cagadita de algún jugador te deja fuera en los cruces. Para ganar un mundial siempre hay que apelar a la suerte, aunque solo sea un poquito.

Buen blog, Saludos

Anónimo dijo...

Que pesimistas sois... Brasil? A que juega Brasil? A una mierda, ya os lo digo yo ahora, por favor... Si no nos vemos capaces de ganar el mundial el año que viene no sé yo cuando nos vamos a ver. Ojala lo ganemos y callemos muchas bocas.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Sólo hace falta ver el partido que jugaron hace nada Brasil - Inglaterra, más malo imposible.

Halagan dijo...

Tan clave como el estado de forma es la mentalidad. Por ella el partido de cuartos de la pasada Eurocopa contra Italia terminó empate a cero, por ella luego nos merendamos a una pedazo de Rusia y a Alemania, y, este verano, por ella tiramos la primera parte contra los USA en la Confederaciones.

Si no pasa nada grave yo veo a España en la final.

Anónimo dijo...

@Halagan,

Menos mal que hay alguien por aquí con dos dedos de frente...

Un saludo.

Ortega dijo...

En un mundial influye mucho el aspecto psicológico y la motivación. Del Bosque ha ganado dos copas de europa, lo cual le acredita como buen entrenador en competiciones con eliminatorias. Dicho ésto, aún dudo de que pueda soportar la presión.
Buen post Mighty

Anónimo dijo...

La defensa, señores.

Yo soy de los que aman el fútbol ofensivo y que no querían a Capello en el Madrid.

Pero para ganar el mundial no puedes tener a Ramos en el lateral. Toda España (¡sin discusiones!) ve que Ramos es un grandísimo central, de los mejores del mundo, y los entrenadores se empeñan en ponerlo en el lateral, porque tiene mucho recorrido. También Hierro lo tenía, y mira dónde jugó.

Como dicen otros, una cagada defensiva en un partido igualado (como nos pasó con Argentina en el último minuto, que casi la cuelan por un tipo que se quedó colgado del palo en un córner mientras los demás tiraban el fuera de juego), y has tirado todo el superfútbol por la borda. El contrario, que no es manco, se cierra atrás, te come la desesperación, la bolita no entra, y como con Corea o Italia (dos partidos históricos que España mereció ganar, y tres semifinales que nos debe la historia, si incluimos aquella imposible derrota de la Quinta del Buitre frente a la Bélgica de Paff), nos vamos para casa lamentando la mayor decepción de nuestra historia.

Como siempre.