jueves, 25 de mayo de 2006

Siete partidos

Sólo siete, los que hacen falta para ganar un Mundial. Tres de fase previa, octavos, cuartos, semis y final. Además, se puede ganar un Mundial sin ganar ni siquiera la mitad de los partidos, forzando prórrogas y llegando a los penalties, marcando poquísimos goles, con tres o cuatro y encajando uno o ninguno sería suficiente. Este año Barça y Roma han tenido rachas impresionantes de partidos ganados, y el Arsenal estuvo 9 partidos europeos sin encajar un sólo gol. En el último Mundial, Alemania, a excepción de la goleada a Arabia Saudí, fue ganando sus partidos 1-0 y se plantó en la final.
Ganar un Mundial es casi siempre una convicción, un estado de forma y creer en lo que se hace. Una mini racha de un mes en que a veces los intangibles pueden más que lo puramente futbolístico. De ahí las selecciones sorpresa que van pasando ronda, los favoritos atenazados, los jugadores desconocidos que se destapan... Por eso las grandes competiciones las suelen ganar los que lo tienen claro: Alemania e Italia defienden y saben que les da resultado, Brasil ataca, Holanda ataca pero sabe que si llega a penalties pierde -y entonces ataca más-, Grecia jugó como Alemania sabiendo que era su única posibilidad y ganó la Eurocopa, Francia en el 98 y el 2000 se atrincheró atrás y en el centro del campo para dar rienda suelta a los de delante... Quizás por eso España cae en cuartos, porque no tiene el concepto de atacar a muerte o defender a muerte, está en tierra de nadie desde siempre; un poco como Argentina con la diferencia de que ellos tienen jugadores acostumbrados a -frase mítica- tirar del carro; y un poco también como los africanos, siempre a medio camino entre el instinto propio y las tácticas del entrenador europeo de turno.
Por eso un Mundial sigue siendo la competición más intensa -que no la mejor- del "planeta fútbol" -otra frase-.

6 comentarios:

onlitrampa dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Un mundial se gana con confianza. Es lo imprescindible, por eso España (como diria o dijo Clemente)nunca ganara un mundial. El futbolista español carece de ello a nivel seleccion, solamente Raul tiene conciencia de ganador, seguido de Puyol, pero nadie mas. ¿Son muy buenos los brasileños? sí, pero mayor es su confianza, nunca van a un mundial a ver qué pasa, van a ganar.
Espero que haya sorpresa. Y perder en cuartos no es ningun fracaso. Un saludo

DH7 dijo...

Si, el problema esque españa esta acomplejada, ya vamos pensando que no ganaremos nada. Hasta que no llegue alguien o algo que cambie esto seguiremos igual. Igual se me trata de profanador, pero aunque tenemos muy buenos entrenadores ne españa, y es una pena romper una tradicion ¿un seleccionador extranjero no podria cambiar nuestra mentalidad?

froi dijo...

Creo que es un problema de mentalidad y de los propios jugadores. Creo que la mayoria estan pendientes de su peinado, de su coche, de las chatis, fiestas, y de su sueldo. A pocos los veo con espiritu ganador, y lo mas triste, a pocos los veo profesionales, mucho figurin. Eso es lo que nos diferencia quizá de Alemania o Italia. Esa gente quizás no sean un portento de la técnica, pero tienen agallas, son profesionales, y quieren ganar, sea como sea. Mas humildad, mas profesionalidad.

Anónimo dijo...

Very nice site! »

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it »

Anónimo dijo...

Hello! nice blog!