lunes, 2 de febrero de 2009

Cuando la pelota no entra...

Hay días en que hagas lo que hagas la pelotita no quiere entrar; uno de esos días en que el resultado queda escrito y dos meses después nadie se acuerda que el equipo pudo marcar cuatro o cinco sin despeinarse, que el portero rival tuvo sus 90 minutos de gloria, que los palos parecían moverse y que los defensas se multiplicaban en la trayectoria de cada disparo y debajo del larguero. Los resultadistas miraran la hemeroteca y verán el resultado, los que tengan más memoria recordarán que la suerte decidió tomar partido descaradamente por uno de los dos equipos.

Cuesta creer que el Bayern no marcara cinco, sobre todo en la segunda parte; Toni tiene una de esas que uno marca desde el sofá de casa.


Lo mismo para el Aston Villa, palos y defensas evitaron tres o cuatro goles, incluyendo una falta indirecta en el interior del área que salvan los defensa del Wigan por dos veces.

6 comentarios:

boves dijo...

Hombre el Bayern pudo meter 5, pero el Hamburgo pudo meter 4, también tuvieron las suyas.
Las del Bayern o las tiraron fuera o las paró el portero, pero las del Aston Villa... buf, la defensa del Wigan estará contenta. Vaya paradas.

Anónimo dijo...

Según el comentarista de la 2 el libre directo está mal tirado... No sé que entiende este hombre por un libre directo bien tirado, si la sacan 2 veces bajo palos...

Galgar dijo...

De acuerdo con boves, no veo tan claro lo del Bayern porque el Hamburgo tiró dos veces al palo y metió un gol cuando el Bayern ni se había acercado al área, si se llegan a poner 3 a 0 se acaba el partido.

Lo del Villa sí que fue mala suerte, no es normal que no metiese ninguno, eso sólo pasa en un partido en un millón, lo normal es como mínimo haber metido una de las ocasiones que tuvo y para mi el libre indirecto es perfecto porque le pasa al que nadie espera.

merk dijo...

Qué pena lo del Aston Villa

Anónimo dijo...

vaya partido el del Villa, es para exarse a llorar, o a reir pq madre mia pa salir en todos los zappings xD

Anónimo dijo...

A lo del Villa solo le falta la música de Benny Hill en las jugadas del área contraria...