jueves, 12 de febrero de 2009

Goles memorables

Andamos siempre con la palabras mítico, histórico o inolvidable en la boca... siempre asociadas a goles semi imposibles y aparentemente importantes. Si fuera por todos los que escribimos/hablamos de fútbol, parecería que el gol de Maradona en el 86 se repite casi cada semana. Por eso, a modo de (modesto) Nick Hornby y sus siete motivos para considerar un partido memorable, aquí unas cuantas reglas para determinar si un gol supera el test del tiempo.

Importancia del partido: mal les pese a muchos, no es lo mismo marcarle un gol al Getafe en la ida de las semifinales de la Copa del Rey (y acabar perdiendo la eliminatoria) que hacerlo en los cuartos de final de un Mundial, frente a Inglaterra (post guerra de las Malvinas) y después de haber marcado un gol con la mano de Dios. El partido y su importancia lo son casi todo. Ahí está Zidane en Glasgow también.

Momento del partido: obvio, un gol en los últimos minutos que decanta la victoria será mucho más recordado y celebrado que otro que redondea, maquilla o sirve para que el goleador de turno infle sus números y se pavonee ante la cámara. El gol de Bergkamp a Argentina en el 98 sería el arquetipo de esta categoría; preciosista, con clase, en el minuto 90, deshaciendo el empate y metiendo al equipo en semifinales de un Mundial. Ahí es nada.

El jugador: casi todo jugador va a tener su momento de gloria en un momento u otro, el mérito lo tiene aquél que regularmente asombra a la parroquia en momentos decisivos. Cuando en las compilaciones de ‘mejores goles de los Mundiales’ sale Owairan frente a Bélgica me indigno, porque además de ser el gol con más rebotes y trompicones de la historia (no creo que exagere mucho aquí) y ser estéticamente feo, nunca más se supo del jugador. ¿Puede este gol tener a su lado a Maradona y Bergkamp? Rotundamente no, no lo merece.

Emotividad: eternos rivales, derbies, partidos con cuentas pendientes y ambiente pre-partido cargado de tensión. Un gol aquí va a dar igual que sea espectacular o no; yo aún me acuerdo del penalty de Beckham a Argentina en 2002, raso y a romper, sin complicaciones; cuatro años antes había caído en la provocación de Simeone y muchos le colgaron la culpa de la eliminación. El golpeo de ese balón eran cuatro años de venganza. Lo mismo con cualquier tanda en la que lanza uno de los que falló en una traumática eliminación anterior.

El más odiado: nada peor que recibir un gol por el jugador símbolo del rival; los de Raúl al Barça o los de Eto’o al Madrid suelen doler el doble, da igual como sean. Lo mismo sucedía cuando Arsenal y ManU se disputaban la hegemonía en la Premier, con Van Nistelrooy y Henry como protagonistas. Estoy seguro que las hinchadas de cada equipo recuerdan como una aguja clavada los goles de determinado jugador.

Carisma: la única característica que anula todas las anteriores. Un gol de Cantona tiene un plus, lo mismo que uno de Maradona, Bergkamp, Le Tissier, Romario o Hagi; hay jugadores que no necesitan ninguna de las condiciones anteriores para que un gol suyo sea recordado. No son muchos y por alguna extraña razón quedan anclados en la memoria.

Exposición: la era YouTube ha conseguido que en un par de clics casi cualquier gol esté disponible, una democratización que ha conseguido que pasemos de 15 golazos-históricos-que-todo-el-mundo-conoce a ver unos 20 semanales de los que luego es imposible recordar ninguno. Eso sin tener en cuenta que para encontrar algo anterior a 1995 hay que hacer bastantes clics y cruzar los dedos. De ahí que el inconsciente colectivo de goles-para-recordar este deshecho en migajas.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

mui bueno

Anónimo dijo...

Gran entrada!

Al ver el penalti de Beckham no he podido evitar pensar: "Y si en ese momento, instantes antes de tirar el penalti, me ponen un cuadradito en la esquina de la tele con las imagenes de su expulsión contra Argentina". Eso le daría un plus al lanzamiento increible, tanto para unos como para otros. Emotividad de la buena.

Anónimo dijo...

Eso ya lo hace la sexta en la liga española...

Anónimo dijo...

gran post

Anónimo dijo...

que grande eres david!
eres de barcelona?se puede saber que estudias y que edad tienes?
i musica preferida también me gustaria conocerla
eres nuestro dios, la segunda página que más visito después de goal.com

Anónimo dijo...

Mighty, cuidado con el último anónimo, o te quiere vender algo o quiere algo de ti...

Anónimo dijo...

Kizas no haya leido bien con detenimiento y meta la pata pero Mighty,con todo lo cule ke eres, no metes en el saco el gol de Koeman y de Belleti ke sirvieron para ganar las 2 unicas Champions del club, me parece mas ke memorables los 2, un saludo.

Totti_Rosa dijo...

En cuanto al gol al Getafe...bien es cierto que la memoria futbolística tira más de lírica que de estadística, es por eso que no recordamos que ese año el Getafe era la defensa con menos goles en contra y que el Pato acabó siendo el Zamora (a pesar de que ése día Luís García era el portero).

Fede Trujillo dijo...

B-R-A-V-O!

Futbol Mundia dijo...

gran post,

Riau dijo...

Impresionante Post con goles muy emotivos! Gracias :)

Siso dijo...

@ Anonimo: pues para mi de la final de la champions fue mucho más memorable e importante el gol de Eto'o que el de Belleti. Cuando empataron ya me vi campeón, antes parecía imposible. Aparte que el de Belleti si no la toca almunia iba al banderín de corner.

samy dijo...

Gran entrada felicidades, me he parado la musica para ver los enlaces (menudo curro) xD

Anónimo dijo...

cualquier gol que valga para ganar una copa de europa no debe estar aqui, por eso no están ni el de koeman y ni el de belletti. cada año alguien la gana, y no todos los goles son especiales. el de zidane lo es, por plástica, porque hace algo increible y porque no, porque es zinedine, un tipo con aura.
afortunadamente mighty, a pesar de ser culé, es muy variado en sus goles y realmente aprecia lo bueno, venga de donde venga.
el de arabai saudi me deja dudas. está claro que hay dos momentos que se la lleva de chiripa, pero no deja de ser una carrera de 80 metros y llevándose al final la bola.
el taconazo de ibra contra italia fue en un mundial?

pd: goal.com posiblemente es la peor página de fútbol del www. artículos malísimos, comentarios terribles...

JuanMa dijo...

Tal y como has dicho el gol de Getafe no es comparable en importancia al de Mexico, pero le permitió a Messi hacerse un nombre y beneficiarse del punto 3... Ahora cualquier maravilla de Messi vale el doble... Eso y el anuncio de Nike: Recuerda mi nombre...

Anónimo dijo...

Buen artículo Mighty, este tipo de publicaciones son las que hacen atractivo tu blog.

Me queda la duda de donde incluir el gol de chilena de Rivaldo al Valencia. Creo que ocupa varias categorías...

Q

raft dijo...

Aunque ya hay bastantes goles argentinos, sumaría uno al recuerdo que cumple varios de los motivos "porque sí" como el de Maxi González a Mexico en el 2006. Golazo, para definir un pase en un mundial y con esa sensación especial de "como me gustaría que me salga a mí"