lunes, 23 de noviembre de 2009

Rachas y confianza

A pesar de que los resultados no son malos, una única derrota, hay algo en este Barça que no acaba de cuadrar respecto al de la pasada temporada. Por mucho que Guardiola diga que juegan mejor que el año pasado, por muchas más opciones de juego que se tengan con Ibrahimovic, por mucho que Pedro insista en marcar en todas las competiciones o Chigrinisky asome la cabeza en San Mamés mostrando sus virtudes en el pase. A nivel de resultados no acaba de encadenar las victorias. La temporada anterior, pasado el bache inicial -derrota en Numancia, empate en casa ante el Racing-, ganó los nueve partidos siguientes (de la jornada 3 a la 11); además, también encadenó diez y siete victorias consecutivas (de la jornada 13 a la 22, y de la 26 a la 37 respectivamente). Dicho así puede parecer que la conclusión es que antes el Barça lo ganaba casi todo y ahora no tanto. Y no, creo que tiene que ver con algo más intangible, la confianza.

Da la sensación que este Barça aún no se ha soltado, que aún no ha arrancado; parecía que la goleada al Zaragoza era el punto de despegue, pero el autogol en Pamplona desactivó esas sensaciones. La temporada anterior fueron los resultados los que dieron la confianza mientras el equipo se asentaba. Es imposible para los jugadores no creer después de nueve victorias consecutivas y un juego estelar. Este año es todo lo contrario, con un estilo definido y con las ideas claras, con buen juego, son los resultados los que no acaban de llegar de forma continuada, y por mucho que se crea en algo, si las cosas no salen pueden empezar las dudas. En San Mamés, el Barça pudo acabar la primera parte con un par de goles a favor, no lo hizo, marcó cuando su juego no fue tan brillante y acabó recibiendo un gol tan directo y efectivo como primitivo. Lo mismo en Pamplona, del 0-2 al 1-1 en un par de minutos; los mismo en los dos partidos ante el Rubin Kazan, palos y ocasiones pero derrota y empate.

No hay que dejar de creer, ni confiar, pero hay algo que este año no encaja. Mi teoría: más allá de que los rivales estudian y conocen al Barça (como si el año anterior no lo hubieran hecho), obviando el tópico factor suerte de que 'el balón no quiere entrar', y el hecho de la plantilla corta y las lesiones (igual de corta, con Iniesta roto cada dos por tres y sin centrales en dos finales se ganó todo), yo me agarro a algo puramente psicológico e indemostrable: este año no hay que reivindicarse, no hay que levantar la voz, únicamente mantener el nivel. Y mantener, la palabra en si, ya implica un punto de freno, de no ir a por todas, de reservarse para poder llegar a todo. No digo que sea consciente, pero sí creo que la intensidad en las acciones es un poco menor; no hablo de no meter la pierna ni similares, hablo de saber que se puede ganar la liga en Abril o Marzo, que el Mundial de Clubes es una oportunidad única, que lo importante en Champions es plantarse en octavos y que la Copa ya se irá viendo.

La temporada anterior se jugaba como si cada partido fuera el último, se marcaba el segundo y se iba a por el tercero, y después a por el cuarto. Y este año no tengo esa sensación. Seguramente este año se ha planificado la temporada para llegar a todo, mientras que la temporada pasada la idea del triplete se fue construyendo en base a los resultados y no al juego. Este año, a falta de resultados espectaculares, la idea de ganarlo todo se fundamenta en el juego, la experiencia y la obligación -¿cómo no ganarlo todo jugando así si el año pasado se consiguió?-.

Todo esto o que la temporada anterior fue tan superlativa que cualquier esfuerzo no resiste la comparación.

18 comentarios:

Fingolfin dijo...

Argumentos muy válidos.

La Pizarra dijo...

Os he enlazado a mi web (http://www.lapizarra.es.kz/). Desearía que ustedes hicieran lo mismo, gracias.

Un saludo.

Chairman dijo...

Creo que hay una obsesión con el triplete, como si tuviesen que repetirlo por obligación, cuando es algo muy muy difícil de conseguir (desde el 67 solo 5 equipos lo han logrado)y que, además de buen juego hace falta su dosis de suerte. Pero bueno lo más importante ahora es el inter, la liga es muy larga.

s22 dijo...

Lo peor en todo esto está en la presión mediática, en cuanto Barça y Madrid no ganan 2 partidos o pierden liderato ya buscan crisis y cosas asi, lo que tiene que hacer el Barça es mantener su estilo y no comerse la cabeza, lo de la champions nunca se sabe, hay años buenos y otros malos, no siempre se puede arrasar en todo.

Ale dijo...

La temporada pasada el tridente de delanteros marcó 100 goles en todas las competiciones. Etoó ya no está, Henry ha bajado alarmantemente el tono físico y a Messi le tienen demasiado vigilado, además que todo el embolao para la clasificación del mundial le ha descentrado.

Anónimo dijo...

Mighty, dedícate a los vídeos y no a los tochos, anda, que es lo que se espera de ti. ¿Dónde está el arte en este post?

Lo más acertado del post es la frase "Chigrinisky asome la cabeza en San Mamés mostrando sus virtudes en el pase" ... a Toquero.

Mighty Magyar dijo...

Lo de Chigrinsky en defensa se sabe que no es su fuerte, cosas del estilo y el feeling de Guardiola.

Anónimo dijo...

El tiempo lo dira,x kreo k una de las claves es Etoo'o!

Helion dijo...

El fútbol es un estado de ánimo, y al Barça le está costando sacar los partidos fuera de casa. Creo que los partidos contra el Inter y el Madrid en casa van a ser muy importantes.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Gotzon dijo...

También el Barça se podía haber ido 1-0 al descanso. Por tu post parece que el Athletic no tuvo ocasiones. Y la de Javi Martínez fue tan clara como el mano a mano de Messi.

román dijo...

muy buen post.

agu39 dijo...

Muy bueno el blog, si señor. Muy buenos los posts y una prosa muy cuidada. Muy clarito y bien organizado.
Llevo varios meses liado con el mio - www.nomegustamessi.blogspot.com - y de vez en cuando doy alguna vuelta para coger ideas e intentar mejorarlo. SIn duda de lo mejor que he visto, enhorabuena.

Anónimo dijo...

sí el Barca planeo ganar todo, el triplete junto con el mundial de clubes, no lo obtendra, el año pasado el juego se fue dando, el barcelona empezó a creerse que si se podía, pero estoy casi seguro que no se planteo ganar todo, este año si lo hizo, por ese motivo no lo conseguira.. el buen juego del barca se hace predecible, o se empieza hacerlo, tenemos varios ejemplos para decir que los otros equipos ya saben cómo complicar al equipo de Guardiola....

Chairman dijo...

Creo que esa es la clave. Fijo que no se planteo nada, el triplete se fue contruyendo. Y coincido contigo, lo más seguro es que no lo consiga. Lo importante es que no pierda el estilo.

Anónimo dijo...

pues toma estilo contra el inter

Anónimo dijo...

este barça en los partidos gordos barre ahi es donde aparecen los equipazos

Anónimo dijo...

Interesante la informacion gracias por compartirla! :):):):):):)

TheBlogMeister dijo...

Una pequeña crónica y opinión del clásico en http://the-blog-meister.blogspot.com/
Pasen y opinen, gracias.