jueves, 4 de septiembre de 2008

Totalmente de acuerdo

Perarnau resume en un párrafo al Barça. El resto del artículo aquí.

"El Barça jugará unos 35 partidos con diez rivales intentando convertir el fútbol en balonmano. Dado que no hay extremos desde que se fue Giuly, abrir el campo sólo será posible mediante Hleb y los laterales, que a su vez necesitan buenas coberturas defensivas, asignatura pendiente desde tiempo inmemorial. La segunda laguna de la plantilla es la ausencia de un delantero que cabecee los centros, a gol o al compañero, pues Larsson continúa sin sustituto, con lo que el mejor recurso para cabecear un centro se llama Piqué."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me cago en la ostia, es que ya podían haber fichado a Berbatov ostia!

Anónimo dijo...

Su fútbol tiene demasiado dinero; eso marea a los hinchas y a los entrenadores. El Barcelona tiene un equipo más que competente. Ya depende de ellos si consiguen copas o no.

Ale dijo...

A mi la formula de "diagonalistas" ya me pareció agotada la temporada pasada. A Iniesta o Messi los defensas les conocen demasiado y por mucha calidad que tengan, no dejan de ser facilmente marcables porque el equipo tiende tarde o temprano a darles la pelota y que inventen lo que quieran. En los tiempos del mejor Ronaldinho aquello funcionaba, ahora tendrían que haber apostado por un dibujo más convencional, mas convencional, que es lo que suelen hacer los equipos en transición.

Anónimo dijo...

Y digo yo...porque no fichar en enero a Crespo?

Mourinho no lo quiere...ni siquiera lo ha inscrito para la Copa de Europa y,a pesar de la edad,a mi me parece de lo mejorcito en rematadores