domingo, 20 de julio de 2008

Barça y entrenadores

Me gustó mucho este artículo de Martí Perarnau ayer en el Diario Sport. Básicamente dice que, históricamente, el Barcelona ha basado sus ciclos de triunfos y buen juego alrededor de un entrenador, mientras que el Real Madrid lo ha hecho alrededor de los jugadores.

(Dejo el texto íntegro por si no linka bien).

Muchos comentaristas reclaman la llegada de un crack, al parecer imprescindible para que el Barça pueda competir con éxito tras la limpieza de los establos. Yo no opino igual. Veo positivo el fichaje de un crack (si es que queda alguno), pero no me parece imprescindible. Y no me lo parece porque los grandes equipos del Barça nunca se han edificado a partir de un crack, sino de un entrenador.

A simple vista parece que fue Ronaldinho el pilar del equipo fabuloso que tocó el cielo en París. Pero en realidad, ese pilar fue Rijkaard. Así ha sido siempre en el Barça, incluso en los tiempos en que el entorno no existía y la prensa vivía el fútbol con retraso. Los grandes equipos blaugrana siempre se nuclearon a partir de un entrenador: Fernando Daucik, Helenio Herrera, Rinus Michels, Johan Cruyff, Frank Rijkaard. Todos ellos crearon máquinas de jugar y ganar, en las que finalmente siempre destacó más el colectivo que el individuo. No significa que no tuvieran en sus manos excelsos futbolistas: Daucik alineaba a los legendarios, de Ramallets a Manchón pasando por Kubala; HH dispuso de Suárez y los estertores del gran Laszi; Michels jugaba con el mejor Cruyff (en cuentagotas); el propio Cruyff construyó nada menos que el Dream Team; y, finalmente, Rijkaard aglutinó el mayor talento visto sobre un estadio. Pero, en su esplendor, ninguno de estos equipos míticos se vio superado nunca por la individualidad del crack. Fueron maquinarias de precisión y no simples genios esparcidos por la hierba.

Desconozco por qué le ocurre eso al Barça y, sin embargo, le sucede lo contrario al Madrid. Los históricos éxitos merengues siempre llegaron de la mano de un jugador: Di Stéfano y sus Copas de Europa; Butragueño y su quinta; Raúl y su eternidad. En el súmmum, los ‘galácticos’ fueron la quintaesencia del modelo madridista: individuos por encima del equipo. Alguien podrá argüir que el carácter catalán prima el asociacionismo y el madrileño la individualidad. Quizás. Pero no son relevantes las causas, sino el diagnóstico.

El gran Barça se levanta sobre un entrenador y el Madrid sobre un futbolista. Así que bienvenida cualquier estrella, pero que nadie olvide la cruda realidad: en el Barça, los cracks no construyen equipo. Lo perfeccionan. Quien edifica el éxito es el entrenador.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Basura tendenciosa de Perenau.
El futbol siempre se basa en los jugadores, y mas el futbol de ataque y ofensivo. Se puede decir que en un equipo defensivo cobra mas importancia la figura del entrenador pero en ningun caso un equipo se edifica en torno a el.

El madrid de la 5ª no se edificó en torno al Buitre ni mucho menos, estaba basado en el grupo, al contrario que le barça de Raijkard que se ha visto que cuando los cracks funcionaban el equipo funcionaba y cuando no pues al hoyo. Raijkard no era la figura, para nada.

Este es un articulo mas para hacer ver que lo importante en el barça es guardiola para que la gente no se enfade cuando el madrid traiga a Cristiano y el barça a alguien tipo Adebayor. Y de paso recalcar lo malos y egoistas que son los merengues que siempre pecan de individualismo a diferencia del barça que somos los mas solidarios y buenos.
Lo dicho, basura de articulo.

Anónimo dijo...

perernau es basura, eso t gusta?? lo q escribe ese tio?? q tonterias mas grandes!! Estoy de acuerdo con el d arriba en todo. Cualkier entrenador decente hubiera sacado algo de los jugadores q tnia rijkaard.

Indil dijo...

Claro, ahora resulta que jugar ofensivamente es lo más común. Por qué será que hay, tradicionalmente, tan poco equipo que presiona arriba, usa bandas, juega a dos toques, aprovecha los espacios...claro, porque lo realmente difícil es defender por acumulación de gente en el área y trabajar 8 horas diarias los córners para enchufar alguno. Toda opción futbolística es respetable y sobre todo útil, me gusta tanto un jugador técnico como uno potente y concreto que suda hasta la extenuación, pero la historia dice que lo difícil es encontrar la configuración táctica, de la alineación y de forma para jugar bajo los estamentos del feamente denominado "fútbol ofensivo".

Indil dijo...

Y precisamente Perarnau ha sido el primero en criticar que Guardiola es la continuidad del dogma 4-3-3 y de la eliminación de alternativas de las tácticas Cruyff. Pasaros por su blog y mirad como va describiendo y vaticinando 7 u 8 meses antes la caída del ciclo Rijkaard. Perarnau grande!

Anónimo dijo...

el q se crea lo q dice peranaut, q sea feliz.... aunq todos sabeis q es basura... pq q va el barca nunca ha tenido jugadores buenos tipo el buitre, di estefano y tal, q va maradona, cruyff, romario... na esos son basura... lo importante era el entrenador... venga ya

Anónimo dijo...

El Barça ha tenido muchísimos cracks, y sus proyectos se basaban en ellos. No son tan recordados porque siempre acaban saliendo como comadrejas de ese equipo. Ese club tiene algo dentro, un cáncer incurable que hace que en los tiempos mas gloriosos acabe como el rosario de la aurora.

Anónimo dijo...

amen