miércoles, 9 de julio de 2008

Fichaje de ficción

La ficción de David Trueba en el libro "Saber Perder" se parece sospechosamente a la realidad. Que cada uno ponga el nombre del jugador que mejor le encaje (salen unos cuantos).

Pags 68-69.

Después de firmarle la exclusiva a Solórzano comprendieron lo que quería decir aquello de que no trabajaba solo. En la prensa de fútbol española apareció un artículo sobre él. "Todos quieren contratar al jugador de moda, al extremo de San Lorenzo, Ariel Burano Costa". En el siguiente partido contra Rosario Central marcó el segundo gol y la mujer del Puma Sosa, el interior uruguayo, le dijo que había aparecido en las noticias del canal internacional español. Solórzano llamó desde Madrid, estás colocado en la dirección del viento, la semana que viene te paso ofertas.
Días después le arregló la entrevista telefónica con un locutor de la radio española que le preguntó en directo cosas como ¿es verdad eso que dicen que eres capaz de hacer tantos regates en un trozo de césped que los defensas se paran a mirarte y te aplauden? Ariel comenzó a entender el dominó de Solórzano. Como disponía las piezas para que todas hicieran el trabajo en la misma dirección: Madrid.
Por fax les envió otro recorte de un periódico español, el Clarín de allá. Trazaban un perfil de Ariel como otro jugador surgido de la marginación, un competidor nato, rápido, intuitivo, artista. "En las calles de un arrabal de Buenos Aires, el Pluma Ariel Burano aprendió a llevar el balón pegado al pie izquierdo". [...]
Ariel luego sabría que un ojeador había escrito al club español recomendando su fichaje: "en dos años jugará para River o Boca y costará el doble". A Solórzano alguien de la directiva le filtraba el nombre de los jugadores que se iba a intentar fichar y entonces él se metía por medio. Solórzano elevaba el precio, no temas, cuanto más caro es un jugador más interesa, porque hay mucha gente que vive del dinero que se queda por el camino. Compartía comisión con la garganta profunda dentro de la directiva y luego agitaba un ventilador mediático bien engrasado con información privilegiada y algún billete; se trataba de multiplicar el precio, interesar a otros compradores y forzar la firma con ilusión fabricada en los medios. Si el público aprieta pones al presidente contra las cuerdas y paga lo que sea, siempre que le dejes ganar un poquito, desviar un pellizco de dinero a su cuenta de las Caimán y todos felices. Lo importante es que todos sean felices ¿no? ¿Acaso el fútbol no tiene como única misión hacer feliz a la gente?, les aleccionaba Solórzano.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

http://mamispordos.blogspot.com/Hola les dejo un link para tener www personalizada para
el blog/email/myspace/facebook

www.quieromiwww.com.ar

Anónimo dijo...

a mi me viene a la cabeza Saviola...

Siso dijo...

A mi Henrique el último fichaje del Barça que Minguella opina que hay algo sucio detrás.

Arko dijo...

a mí gago, higuaín, banega, maxi, estoyanoff, cannobio, taborda, pereyra... y por nombrar algunos de los últimos 2-3 años...

qué tal está el libro, mighty? sólo me he leído el avance que hay en el link que has dado. Lo recomiendas?

Anónimo dijo...

Podría decir algún nombre, pero podrías decirnos en "petit comité" quién te viene a tí a la cabeza?
1 saludo crack

Boves dijo...

Te refieres a CR? Yo lo veo más al típico sudamericano que viene por una pasta y luego no es nada.

Anónimo dijo...

Es maradona.