sábado, 11 de abril de 2009

"De vez en cuando hacemos feliz a la gente"

No había leído esta frase de Guardiola después del partido frente al Bayern. La he leído en este artículo de Ramon Besa en el que describe al actual Barça nombrando la naranja mecánica, el equipo húngaro del 54, las lágrimas en el descanso de Lattek el Miércoles, la actual situación del Bayern y el legado cruyffista.

Al mismo tiempo me acuerdo de las palabras de Óscar García que linké esta semana, en las que decía que aquél 1-5 frente al Betis que encumbró a la Quinta del Mini no fue para tanto, "Yo también tenía idealizado aquel partido, pero lo he vuelto a ver y no hubo para tanto bombo, porque en la primera parte nos podían haber metido un carro."

El resultado es contundente y el rival histórico, en unos años la frase 'aquél día que le metimos cuatro al Bayern en la primera parte' seguirá resonando en las conversaciones entre barcelonistas. Nadie dirá que la defensa del Bayern era la suplente, que Klinsmann también decidió poner al portero suplente en una de esas boutades que sólo les funcionan a gente como Ferguson o Cruyff; tampoco nadie analizará que la ley Bosman ha servido para hundir el estilo del fútbol alemán de clubes, que ya hace años que se encuentra en una encrucijada de difícil solución mientras la selección se ha plantado en una final de Mundial y otra de Eurocopa en seis años. El 4-0 ha dado la vuelta a Europa, coloca al Barça como favorito indiscutible para ganar la Champions y el equipo está realizando un año de ensueño con los mismos jugadores más Alves después de un año miserable (en juego y resultados).

Y a mi me entran ciertas dudas razonables:
¿No era que hoy en día ya no podía surgir un equipo dominante? ¿No pasa que todos los equipos se conocen demasiado bien para que sucedan goleadas así? ¿Es imparable la diagonal que hace Messi en todos los partidos? ¿La diferencia entre este equipo y el del año anterior es únicamente Guardiola? ¿Se recordará este equipo si al final no hay títulos o 'sólo' se gana la liga?

Supongo que lo mejor es hacer caso a la frase de Guardiola, ser feliz y disfrutar el momento (aunque no te gusten los partidos tan desiguales por mucho que sea tu equipo el que vapulea).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente articulo. Solo un apunte en el ultimo mundial Alemania se quedo en la semifinal, luego gano a Portugal por el 3 puesto

Juanan dijo...

Con lo de 6 años se refiere del 2002 al 2008, incluyendo Corea. Que Alemania haya llegado a eso con Ballack, Klose, 8 tronchos que pegan pepinazos de lejos y un portero viejo (antes Khan, ahora Lehman) dice mucho de la competividad alemana.

Anónimo dijo...

Buen post, solo añado una cosa.
El fichaje de Piqué es mucho más importante de lo que la gente piensa y no lo nombras. El año pasado muchos partidos los rivales tapaban a Márquez, y tenia que salir Puyol con el balón...que no es lo mismo que Piqué.
Hemos ganado altura y músculo para algunos partidos como Valladolid, con Keita y Busquets.

A veces me pregunto que debió pensar Ferguson el otro dia cuando Piqué hacia desplazamientos con la zurda de 40 m, y él se tiene que conformar con 0'Shea o reconvertir Neville, cuando no estan Ferdinand, Vidic o Evans (éste último quizás fue la razón del traspaso de Piqué, ya que es muy bueno).

etilik0 dijo...

Otro Machedazo para solucionar un partido feo del United.