jueves, 25 de octubre de 2007

Agüero, Braulio, Pappas

El segundo de Agüero es puro Romario, combina la brutalidad de la aceleración con la sutileza del remate y ese meter el cuerpo para que el defensa no llegue, además de aguantar el empujón. El primero es una barbaridad, convierte un control aparentemente defectuoso - con los grandes nunca se sabe si quería hacer eso o improvisó - en un botepronto imparable.
Mientras, en White Hart Lane, se ha dado una de esas situaciones que como espectador neutral son agradecidas de ver: un equipo inglés jugando en casa y buscando el empate en los últimos minutos de partido; colgando balones, con los centrales en la banda, entrando en oleadas hasta el área pequeña y luchando cada rebote como si fuera el último balón sobre la tierra. Para llegar hasta ahí, el Getafe ha dado lecciones de fútbol-fácil que han culminado con un remate - casi disparo - de tacón de Braulio. Hay que tenerlos cuadrados para rematar así en el debut europeo de tu equipo.

Los goles del Atlético de Madrid (visto en Roja Directa).


Braulio.


Pappas, del AEK, con el exterior.

2 comentarios:

Cap1 dijo...

colega con el puto agüero esk es wenisimo cada partido me deja mas flipao

Anónimo dijo...

Vaya nivelazo que está alcanzando Agüero este año. Si nada se tuerce, entre él y Messi van a hacer que Argentina arrase en los próximos 10 años.