lunes, 8 de octubre de 2007

Julio Cruz

Es difícil ensalzar una cualidad de Julio Ricardo Cruz; argentino, veterano de la serie A, curtido en mil batallas pero sin renombre internacional; uno de esos casos en que el jugador extranjero se adapta a un país de tal forma que es imposible imaginarlo en otro.
El Sábado le marcó dos goles al Nápoles; los dos de oficio. ¿Qué se puede decir del 'jardinerito' Cruz? No regatea, no arranca, no galopa, no deja goles para la posteridad, no acapara titulares, pero siempre acaba jugando y marcando: ya sea para dar descanso a los titulares -estrellas como Adriano, Crespo, Recoba, Ibrahimovic, Martins o Vieri-, cubrir lesiones o remontar partidos. Desde 2003 en el Inter, en 88 partidos de liga ha marcado 37 goles, la mayoría de ellos saliendo desde el banquillo; en total, 138 partidos y 56 goles, 10 en Champions League. Y eso en el convulso y anárquico Inter de los últimos años.
La explicación más probable es que Julio Cruz pertenece a esa especie de delanteros que saben donde cae el balón rebotado, practican el gesto más económico para rematar y atisban resquicios donde no los hay; pero no es el único, Van Nistelrooy, por ejemplo, es uno de ellos. Lo que hace especial a Cruz es que no necesita titularidades para ganar confianza, tampoco que el equipo juegue bien, ni ser considerado alguien importante. Le basta con salir unos minutos, nadie necesita tan poco para marcar goles.

Los dos goles al Nápoles.

3 comentarios:

r marquez dijo...

te quedo muy bien la actualizacion solo una cosa un poco mas de tamaño al video se podra...

saludos desde México

el santo job dijo...

Cada vez mejor la actualización, secundo la moción, no obstante. Más amaño y la clavas,aunque entiendo que este es el mejor para poner 4 en cuadrado.

Julio Cruz me parece un delanterio con gol, vale, pero de esos oportunistas Killers del área. Sencillamente, está ahí. No hay más.

Lord Davis dijo...

preciosa la historia del origen del mote de este jugador,la lei en un articulo del gran enric