lunes, 6 de marzo de 2006

Robbie Keane

No es un fino estilista, no se prodiga en jugadas vistosas, no le fue bien en el Inter (aunque eso es casi la norma) y, como buen irlandés, lo suyo es el fútbol vertical y rematar de primeras, aunque nadie lo diría viendo el gol que le ha hecho al Blackburn. Increíble. Además el partido ha sido típico inglés, 3-2 para el Tottenham, que ganaba 2-0 y ha visto como le empataban a dos para al final meter el tercero. Todo el rato corriendo de arriba a abajo, la hierba perfecta y el público que no paraba de gritar. No era para menos, se estaban jugando la cuarta plaza.

1 comentarios:

AleCtes dijo...

Pobre portero... no puede hacer nada.