domingo, 17 de septiembre de 2006

Chelsea-Liverpool, intenso pero aburrido

Golazo de Drogba, expulsión de Ballack por pisar a Sissoko, penalty no pitado sobre Robben y tres grandes ocasiones del Liverpool. De fútbol ofensivo, nada, como suele ser habitual en los equipos de Mourinho y Benítez. Suerte que Drogba se ha inventado el gol. También me quedo con el civismo reinante en la expulsión de Ballack, con el árbitro explicando el porqué de su decisión sin autoritarismos de cara a la galería.