miércoles, 20 de septiembre de 2006

Unicef y el naranja

Este año la camiseta del Barça es más protagonista que nunca.

El acuerdo con Unicef: se podrá estar de acuerdo o no, pero no se puede negar que al menos se ha abierto una nueva vía. El fútbol genera demasiado dinero, asi que no está nada mal hacer donaciones públicas y pasear el logo de Unicef por el mundo. Siempre he pensado que el patrocinio y la venta de camisetas nunca han sido la panacea que nos venden, y menos con los sueldos, fichas y fichajes que hay hoy en día. No creo que el Madrid, como decía el galáctico Pérez, pagara parte de los astronómicos fichajes que hizo con la venta de camisetas. ¿Qué paga el Barça con 15 millones de euros al año? ¿Un par de jugadores? ¿Tres? Con esto quiero decir que el patrocinio no nos saca de "pobres"; puestas así las cosas, la vía Unicef me parece una buena iniciativa. Tema aparte es el orgullo de no querer "manchar" una camiseta que hasta hoy no había llevado un patrocinador oficial.



El naranja: un acierto, sobre todo para los nostálgicos de Wembley y los que luego sufrimos con ese engendro de Kappa con franja azul y cuello redondo mientras Asprilla nos metía un hat-trick en Newcastle. La historia de las segundas equipaciones del Barça es complicada, más que nada porque casi nunca ha hecho falta ya que hay pocos equipos en España y Europa que coincidan con el azul y grana; se ha llegado a ir con camiseta blanca, amarilla con franja blaugrana, ¡de verde!, en fin, que la actual es una bendición y encima es el color de la primera Copa de Europa y la derrota más victoriosa -Kaiserlautern-. Eso sin tener en cuenta las aberraciones visitantes de este año, como el maillot ciclista del Zaragoza, el granate del Newcastle, el verde y negro del Málaga o el rosita del Espanyol. Y me dejo unas cuantas que ahora no recuerdo.

Si quieres jugar en la Fantasy Champions de Futbol Arte, áun estás a tiempo.

Categorías:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Demagogia pura y dura, Unicef en la camiseta mientras cobran miles d millones de Nike, conocida por explotar a niños del Tercer Mundo. Lo dicho, pura demagogia, salir en la foto y que vean lo buena gente que son.

Anónimo dijo...

Perdón quería decir hipocresía no demagogia :D

Jorge dijo...

curiosa coincidencia, en la misma camiseta el mayor explotador infantil y de adultos junto al logo de UNICEF,que lucha contra esto mismo entre otras cosas