domingo, 11 de junio de 2006

Amarrando

Ganando 1-0 a Angola, Scolari saca a Cristiano Ronaldo del campo (por Costinha) cuando estaba siendo el mejor junto con Figo. Como este Mundial siga así, habrá que crear el club de los entrenadores miedosos; de momento lo forman Lagerback, Eriksson y Scolari (y mucho me temo que Luís Aragonés será miembro de honor).
Al grito de "los viejos rockeros nunca mueren", Figo (debilidad personal) se ha marcado un partido de los suyos: encarando, tirando del equipo, pase de gol, centros y regates. No ha habido narices de sacarlo del campo (a veces los entrenadores aciertan).

Gol de Pauleta a pase de Figo.


Ocasión de Cristiano Ronaldo.

Categorías:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Figo, genial. También es una de mis debilidades, como antes lo fue Laudrup.
Ahora Figo ya no se pega a la banda, físicamente no resiste todo un partido, pero sigue teniendo dos virtudes, la de pedir el balón y saber manejarlo como los genios, esconderlo, pisarlo, amagar, tocar... Y en Portugal se lo puede permitir. Este mundial es su despedida del fútbol casi.

Cristiano Ronaldo me parece que tiene mucho talento y grandes condiciones atléticas, pero creo que no sabe explotar del todo sus cualidades, le falta mucha madurez, ayer estéticamente quiso lucirse, pero de provecho para el equipo tampoco hizo gran cosa.

Frano dijo...

Concuerdo en que si los entrenadores siguen por esta senda, veremos como se pierden grandes jugadores. Para esto hay que ser temerario y arriesgar, pero no sacando de la cancha!! El partido Portugal / Angola, estuvo para mi gusto tremendamente aburrido. Faltó acción!! faltó caña!!