lunes, 26 de junio de 2006

Una pausa

Un tiempo muerto para salir del Mundial, sus alineaciones, análisis post partido, predicciones, elucubraciones y demás.

Tengo debilidad por aquellos jugadores que, pudiéndolo ser todo, se quedaron a mitad de camino. Y también por los que, habiendo sido grandes, pudieron haberlo sido mucho más de no ser por la cabeza. En este artículo de El País, un eléctrico repaso -con alguna imprecisión- a las biografías más agitadas del fútbol, de Gazza a Best, pasando por Cantoná, Garrincha o Stoitchkov; impagables algunas de las anécdotas y tristes algunos de los desenlaces.

3 comentarios:

Frano dijo...

A mi me pasa lo contrario, tengo debilidad por aquellos jugadores -o más bien equipos- por los que nadie apostaba en este mundial y que han dado mucho que hablar. Me gustan más las sorpresas que las desiluciones.

Kaladze dijo...

Vaya,vaya con el Sr. Castelló, ya sabía yo que si salía a colación, aunque fuése en un discreto segundo plano, algo relacionado con el FCB, no podría evitar dejar escapar esas pequeñas dosis de ira antibarcelonista.
Aún así éste señor parece ser que está dotado con un cierto don para la inoportunidad. En cada uno de sus artículos siempre suele dejar ciertos apuntes (a veces deja cuestiones en el aire) tan innecesarios como incoherentes. Hoy con su artículo del sabio sin ir más lejos.
Saludos

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP »