jueves, 14 de mayo de 2009

Dos meses para nada

Dos meses tuvieron Caparrós y el Athletic de Bilbao para preparar la final. No se notó. El Barça de este año es un equipo superlativo, difícil de defender, un vendaval ofensivo que tiene y usa los jugadores idóneos para interpretar ese fútbol y esa filosofía del juego. Un equipo al que se le puede ganar uno de cada diez enfrentamientos siendo generoso. Pero eso no quiere decir que sea imposible. En las dos últimas semanas Valencia y Chelsea dieron pistas de cómo hacerlo; ninguno de los dos consiguió ganar, pero sí poner en apuros al equipo de Guardiola.
¿Qué hizo el Athletic? Poco o casi nada. Tapó a Busquets pero no tapó a Xavi. Fue a presionar hasta la línea de fondo la salida del balón de los centrales blaugranas, dejando un enorme hueco entre líneas y rompiendo el dibujo defensivo; curiosamente luego les dejaba cruzar la línea de mediocampo con el balón controlado y sin oposición (gol de Touré). Ocupó las bandas cuando el único que llega a línea de fondo y de tanto en cuando es Alves. No escalonó la defensa sobre Messi. No acumuló jugadores en el centro ni juntó las líneas de mediocampo y defensa. No lanzó ni un solo balón decente a Llorente para que fijara la defensa. Físicamente dio la sensación que a la media hora estaba fundido. Excepto en el gol de Xavi, en los otros tres falla todo el sistema defensivo: en el primero dejan que Touré avancé sin oposición, y sí, le sale un regate afortunado y un tiro que pasa entre las piernas del defensa, pero a su derecha tenía a Xavi completamente solo con diez metros sin nadie a su alrededor; en el segundo nadie se ocupa de Messi, el argentino suelta el pase y nadie lo sigue, rebote y gol; el tercero es un contraataque, pero el balón que pierde el Athletic es en la frontal del área, sin estar volcado, con 2-1 abajo y en el minuto 60, y durante toda la jugada el Barça tiene superioridad numérica. A todo esto sumemos que sobre el terreno de juego no estaban Iniesta ni Henry, con lo que el Barça no abría el campo ni repartía la tarea de generar juego entre tantos jugadores como es habitual.
¿Tiene el Athletic los recursos de un Chelsea o un Valencia? No, y a lo mejor, y a pesar de los tópicos, ya no es aquél equipo aguerrido de antaño y se ha quedado a medio camino entre la técnica de unos pocos y la garra del resto, en tierra de nadie. Pero la imagen de ayer fue la de equipo desarbolado y superado. De haber sido un partido de liga no pasaría nada, pero habiendo tenido dos meses para estudiar al rival me pareció que, más allá del resultado, Caparrós y el equipo suspendieron.

10 comentarios:

Con Efecto dijo...

¿Y si tenía razón finalmente Lionel Scaloni cuando dijo que Caparrós era un vendedor de humo?

Lagartodeldesierto dijo...

Análisis acertado. La obsesión de Caparrós por tapar las bandas del Barça resultó catastrófica. Los blaugranas este año son un equipo que busca finalizar las jugadas a partir de la circulación de la pelota de fuera a dentro, partiendo de la banda para finalizar siempre con un pase interior. Como bien dices tanto Valencia como Chelsea supieron como desconectar este juego. En el caso del Madrid, la inoperancia de Sergio Ramos frente a Henry acabó dando al Barça opciones por fuera, por dentro, por arriba y por abajo ;)

Anónimo dijo...

me parece mucho mas sangrante concentrar al equipo 3 dias antes, hacerle trabajar en sesiones dobles y luego después de ver que tus jugadores estan fundeidos seguir presionando sin que tu defensa se adelante y logrando el FCB lo que quería, alargar las lineas rivales y tocar libremente. me parece que guardiola sorprendio a todos colocando a pique y toure casi en la liea de fondo en la salida de balón, toquero y llorente no sabian como tapar a estos dos y pinto dando balones a busquets, xavi o alves y superando 3 contrarios con un pase. Me parece que no se nombra cosas que hace guardiola, pero las va haciendo a menudo, claro, los focos para messi y los goleadores en general, pero no olvidemos que la conviccion en el modeo y sus soluciones eventuales son meritos de pep.
Saludos

Anónimo dijo...

pep tiene su merito, y la lesion de iniesta es merito suyo jaja

nosoloSporting dijo...

lo de poner a Piqué y Touré en los banderines de corner a recibir el balón por la presión del rival demuestra dos cosas: que veían muy flojito al rival (porque contra el Chelsea no puedes hacer eso ni en broma!!) y que Guardiola volvió a tener un plan a su plan (como en el Bernabeu.
Creo que le pides demasiado al Athletic, un equipo malo, malo, malo...

Anónimo dijo...

Le falto chicha en medio campo, no vi los palos que me esperaba y luego encima no jugaban ni a la taba. El Bilbao debió hacer más.

Anónimo dijo...

Con el gol de tokero,creyeron q ya estaba hecho.
A partir de ahi ,palizon del barça.

Anónimo dijo...

verguenza te tenia q dar criticar al athletic, cada equipo aprovecha los recursos q tienen y el athletic no puede pedirle mas a su plantilla

Anónimo dijo...

maldita manía de criticar al equipo contrario... ya son demasiadas veces esta temporada. cada vez que los azulgrana hacen un buen partido, no hay méritos que valgan. han sido los errores del equipo contrario. que pesadez... en partidos como el del miércoles los errores del equipo perdedor non son más que provocados por aquéllos que han vencido. o piensas que guardiola no estudia a sus rivales. ¿cuánto sabemos de fútbol? ¿cuánto creemos que sabemos de fútbol?

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo para nada. Si Yaya Toure (el CENTRAL) no hace una jugada personal y se van empatados al descanso, el atlethic hubiese podido ganar. La segunda parte, despues de todo lo q habian corrido en la primera fue otro royo, pero el verse por delante hubiese cambiado la cosa.
Y dudar del trabajo de Caparros me parece de no saber de esto.